©2017 "MobiliarioG&G" Todos los derechos reservados.

  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon
Please reload

Entradas recientes

Algunas maneras de utilizar el color rosa para decorar tu casa sin ser cursi.

March 2, 2017

¿El color rosa te gusta pero no lo usas en decoración por miedo a caer en cursilerías decorativas? ¡No temas! No tiene por qué ser así. Hoy te contamos cómo puedes emplear el color rosa para decorar y acertar de pleno. Consigue ambientes elegantes y luminosos aptos para hombres y mujeres.

Uno de los temas más comunes que se repite hasta la extenuación en la sociedad moderna en la que vivimos inmersos es que el color rosa es un color de mujeres. De chicas, de niñas… Ocurre con la moda, con los complementos, con los juguetes y, por tanto, también con la decoración de nuestras casas. Sin embargo, en lo que se refiere a este último aspecto, existen varias formas geniales de utilizar el color rosa para decorar espacios en los que no solo habitan mujeres. Te contamos cómo decorar con rosa sin ser cursi. Hay varias maneras geniales de decorar con rosa y triunfar. Hoy vamos a darte algunas claves que te ayudarán a conseguirlo. Sigue leyendo.

 

Usa el color rosa para decorar tus paredes.

 

Si alguna vez has pensado en pintar las paredes de tu salón de rosa, tienes que saber que no andas tan desencaminado decorativamente hablando. Se trata de un color luminoso, que aporta calidez y un punto de delicadeza muy sutil que me encanta. Por supuesto, es importante elegir bien el matiz y la intensidad del color. Un tono que me gusta muchísimo para vestir la casa es el rosa cuarzo que fue color Pantone del 2016, junto con el azul Serenity. Es suave y elegante, y aporta un aire escandinavo que me encanta en cualquier habitación de la casa.Y si prefieres ir con pies de plomo y no correr el riesgo de excederte, siempre puedes pintar una sola pared y ver el efecto. Combina el rosa con negro o gris y contrarrestarás la femineidad del color. 

 

Utilízalo en los textiles.

Una estupenda manera de utilizar el color rosa para decorar el salón es ponerlo en los textiles. Estos elementos, empezando por las cortinas y siguiendo por los cojines o las alfombras, tienen un peso importante en el interiorismo global de un espacio. Sin embargo, nos da menos miedo cargar con ellos las tintas, puesto que son piezas fáciles de sustituir en el caso de que fallemos, ¿no crees? Si te gustan las cortinas de color rosa, apuesta por tejidos lisos en tonos claros y luminosos. Olvídate de los estampados en esta ocasión, los lisos le darán a tus ambiente un toque mucho más moderno.

 

¿Tapicerías de color rosa? Un acierto seguro.

 

Puede que no te hayas planteado nunca comprar un sofá de color rosa. O una butaca. El caso es que las tapicerías en tejidos de color rosa para decorar el salón pueden ser un gran aliado. La clave está en no añadir más elementos de este color, sino contrarrestarlo con grises, marrones o blancos.

También puedes combinar tus tapicerías de un tono rosa claro con otros elementos en colores pastel como el azul o el verde. O el blanco. Esta es, precisamente, una de las combinaciones cromáticas favoritas del estilo nórdico en decoración, además de la de combinar los colores claros con el tono de la madera natural.

 

En el dormitorio.

El dormitorio es una de las estancias de la casa que mejor acoge el color rosa para decorar. Puede ser porque en esta habitación destinada al descanso triunfan los colores y elementos que añadan confort y relax, y no se puede negar que el rosa es una de estas tonalidades. Y para eliminar cualquier atisbo de cursilería que el rosa pudiese añadir al ambiente, combínala con negros y grises y verás el resultado: un ambiente equilibrado y lleno de glamour.

 

Algunos cojines de color rosa.

 

Si después de leer este artículo sigues siendo reacio a utilizar el color rosa para decorar tu casa, entonces no creo que decidas incorporarlo a tu salón o a tu dormitorio. Sin embargo sí puedes aprovechar sus ventajas. Te diré cómo.

Unos sencillos cojines de color rosa sobre tu sofá le darán al ambiente ese toque elegante y cosmopolita que a todos nos gusta. Prescinde de los estampados y combínalos con otros colores más sobrios (aunque resulten más aburridos que el rosa) En el contraste encontrarás la medida exacta para disfrutar de este color tan controvertido como genial.

 

El poder de los complementos.

Ya sabes que en decoración lo que cuenta es el efecto global. Puede que haya algún elemento que no te convence del todo. O un color que no acaba de gustarte. Sin embargo, si el conjunto funciona, si está equilibrado, el resultado será más que positivo. Así que, a pesar de tus reticencias a usar el color rosa para decorar, puede que tengas que poner algún complemento en este color: una manta sobre el sofá, un jarrón, un marco de fotos o cualquier otro adorno.

 

¿Y tú? ¿Te animas a decorar en rosa?

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon